Tecnología ‘contactless’, el futuro de los hoteles poscovid

Ni el sol ni la playa. Los principales reclamos para los turistas durante esta temporada de verano han sido la salud y la higiene. Hasta que se encuentre una vacuna el miedo a un posible contagio formará parte de nuestro equipaje. Y el sector hotelero, uno de los más perjudicados por el covid-19, se ha visto obligado a modificar sus procesos para priorizar la seguridad de sus clientes y sus empleados.

 

Señales para recordar a los huéspedes que mantengan la distancia social, instalación de mamparas en los mostradores de recepción, personal con mascarillas y guantes, zonas comunes con menos mobiliario para reducir el contacto físico… Estas son algunas de las prácticas más comunes que han implementado muchos hoteles. Pero algunas de las soluciones más efectivas que proponen las grandes cadenas en sus protocolos operativos pasan por la digitalización del guest journey y el empleo de tecnologías contactless para evitar el contacto y reducir el riesgo de transmisión del virus.

 

 

Una app para gestionarlo todo

 

¿Alojarse en un hotel sin tener contacto físico prácticamente con ninguno de sus empleados? Si, gracias a los smartphones es posible. Las líneas aéreas ya permiten a los viajeros facturar, seleccionar asientos y presentar tarjetas de embarque vía móvil, y los hoteles aspiran a recorrer un camino similar.

 

Las posibilidades son infinitas, desde registrarse en el hotel hasta solicitar el servicio de habitaciones, pasando por chats para efectuar todo tipo de consultas. También han empezado a ganar terreno a las llaves físicas y las tarjetas magnéticas las Mobile Keys o llaves digitales. Un sistema que genera un código que se transmite a una app instalada en un teléfono inteligente para abrir las puertas de las habitaciones, eliminando así posibles superficies de contagio. Pero el uso del móvil no es exclusivo de los clientes. Los trabajadores también reciben en su dispositivo todas las notificaciones para saber qué estancia tienen que atender en cada momento.

 

Aunque es menos común, la domótica juega a favor en algunos hoteles, como los de las cadenas Virgin. Una tecnología que permite a los visitantes realizar acciones como encender o apagar las luces o controlar la temperatura de la habitación mediante la voz o el móvil sin necesidad de tocar mandos o interruptores.

 

Señalética digital

 

Aquellos míticos hologramas que imaginó Steven Spielberg en Minority Report se hacen realidad. Algunos hoteles ya están empleando sistemas biométricos de reconocimiento facial y corporal. Su cometido es avisar a aquellos huéspedes que no utilicen mascarilla o no respeten la distancia de seguridad entre personas, lanzando mensajes de alerta concretos para cada situación. Estos sistemas, que emplean inteligencia artificial, también son capaces de facilitar el conteo de personas. De esta manera, se garantiza gestión del aforo y el tráfico de usuarios dentro de las áreas comunes.

 

 

Servicio de atención virtual

 

Y ¿cómo reducir las posibles aglomeraciones que se forman en las recepciones? Muchos hoteles están apostando por sistemas virtuales que garantizan la seguridad de recepcionistas y huéspedes. ¡Pero no se pierde el contacto humano! Éste se mantiene a través de la pantalla, por medio de una videollamada. Una opción que permite hacer el check-in, el check-out o la codificación de la llave de manera automática mediante terminales instaladas en los vestíbulos.

 

 

Códigos QR

 

Hay muchas tecnologías que nacen antes de tiempo y los códigos QR son un buen ejemplo. En 2012 muchos daban por muerto este invento que ahora, en 2020, se impone como una vía de información instantánea y de ‘cero contacto’ físico. Esta funcionalidad convierte cualquier pantalla en una experiencia interactiva mediante el dispositivo móvil sin requerir la descarga de ninguna aplicación. En los hoteles, permite a los huéspedes no solo seleccionar y descargar información y contenidos (como un mapa de la ciudad o un menú), sino también realizar algunas acciones como pedir directamente al restaurante o reservar entradas para eventos.

 

Aunque queda mucho camino por recorrer, parece que ya estamos más cerca del llamado turismo 4.0. El ‘hotel inteligente’, en el que todas sus acciones se pueden ejecutar desde un teléfono móvil, es solo un ejemplo de las muchas tecnologías que marcarán el futuro éxito de la industria y de las empresas que lo componen.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

top